Evitar olvidarse el pendrive

Me ocurrió una vez. Dejé el pendrive enchufado en la PC del trabajo y volví a mi casa.

Me ocurrió miles de veces, creí habérmelo olvidado, y tuve que buscarlo en el lugar donde suelo dejarlo guardado, no sin antes sufrir esa fea sensación por un instante. Un dolor mezcla entre la pérdida económica y la pérdida de información (nunca podremos estar seguros de qué contenía y que no).

La idea entonces es contar con algo que avise que el pendrive quedó enchufado. Entonces, googleando, llegamos a la respuesta:

Un script en Visual Basic que nos muestra un cuadro de dialogo cuando se ejecuta y el pendrive está conectado a la PC.

El script no es de mi autoría, pero si le hice algunas modificaciones porque no funcionó tal cual lo copié del sitio donde saqué la idea:

Const DriveTypeRemovable = 1
Set oFS = Wscript.CreateObject("Scripting.FileSystemObject")
Set oDrives = oFS.Drives
For Each Drive in oDrives
  If Drive.DriveType = DriveTypeRemovable Then
    Wscript.Echo "No te olvides del pendrive! Está conectado en la unidad " +  Drive.DriveLetter
  End If
Next

Básicamente hay que copiar y pegar este texto en un archivo y guardarlo con la extensión .vbs. Por ejemplo noolvidarpen.vbs.

El resto consiste en  configurar algunas políticas de grupo para asegurarnos que el script se ejecute cuando apaguemos el equipo o cerremos la sesión. Para esto fijensé la explicación en este artículo de websecurity.es a quienes va el crédito.

 

Memoria USB multiboot

El siguiente post es gracias a un aporte del afamado Lic. Alejandro A.Albornóz.

Desde hace un tiempo, cada vez que bajamos una ISO con una distribución de Linux, ya no necesitamos quemar un CD para probarla. Podemos recurrir a dos cosas, o la instalamos sobre una máquina virtual, o usamos una memoria USB para realizar la prueba.

Utilizando la memoria USB corremos con la ventaja de que la instalación se realiza más rápido y podemos también borrar fácilmente el contenido de la misma para reutilizarla en lo que querramos.

La pregunta del Lic. Albornoz vino por ese lado. Necesitaba hacer un pen para instalar un Linux, pero con varias distros adentro.

Mi respuesta fue que era posible hacerlo, pero que de forma bastante artesanal, editando los archivos de syslinux (el booteador) y creando un menú, pero que requería bastante tiempo. Ya lo había hecho con un  cd en donde puse varias distribuciones y algunas utilidades que corrían bajo DOS onda Hiren’s Boot CD.

Sigue leyendo